esenfrdept

 

09
October

En esta semana de receso no le de vacaciones a su seguridad

Written by 
Published in Locales

Se viene la semana de receso en la que miles de estudiantes de todo el país, entran a sus últimos días de descanso antes de la culminación de su año escolar. Para muchos de ellos es sinónimo de paseo, pues es la oportunidad de despejar la mente, y llenarse de energía para el remate de 2018.

Para otros será una etapa de refuerzo y descanso en casa. En cualquier caso, es necesario estar alerta, y seguir una serie de recomendaciones que entrega el área de Promoción y Prevención de NUEVA EPS, para evitar sorpresas a causa de diferentes riesgos, dando un especial énfasis en la protección de los niños y las niñas.

Para los viajeros es importante recordar que en la mayoría de destinos elegidos para vacacionar, se es vulnerable a lesiones ocasionadas por exposiciones prolongadas de sol y/o adquirir enfermedades por picaduras de mosquitos como la Fiebre Amarilla, el Dengue y el Chikunguña.

Si se queda en casa, los accidentes caseros suelen ser el principal riesgo. Algunos elementos en el hogar como los tapetes no asegurados, productos tóxicos en botellas que se utilizan como bebidas, conexiones eléctricas sin seguridad, ventanas sin seguro, son aquellos con los que se debe estar alerta. Recomendaciones ü Cuando los niños pasan más tiempo en casa o descansando, el número de accidentes se eleva, entre ellos los ahogamientos, quemaduras, caídas o envenenamientos.

Utilice antideslizantes para pisos, alfombras y ducha. Fije estanterías y repisas firmemente a la pared. No permita que los menores jueguen con bolsas plásticas, baldes, platones, albercas, pozos y/o piscinas.

ü Cuidado con el plan de alimentación, durante esta época de descanso es importante respetar la alimentación habitual del niño, hay que tener claro que los snacks o los dulces no sustituyen ni el desayuno, ni el almuerzo ni la cena. ü Tener comida saludable en la casa. Es el mejor ejemplo para los niños, contar con disponibilidad de frutas, jugos naturales, nada de caja ni jugos artificiales ni gaseosas. En niños más grandes, mayores de cinco años, el maní es una buena opción.

ü Protéjalos siempre del sol y los insectos. Aplique a sus niños un bloqueador solar con un factor de protección solar entre 30 y 50, póngales gorras y demás elementos protectores, sobre todo, cuando van a estar expuestos en piscinas y deportes acuáticos.

ü Los niños deben ponerse bloqueador solar cada cuatro horas y a no asolearse demasiado. Los bebés menores de seis meses no deben tomar el sol, su piel es muy delgada, deben estar bajo una sombrilla.

ü El uso de repelentes es una práctica que tampoco debe olvidarse, más si los planes incluyen el traslado a climas donde hay altas temperaturas.

ü Verifique que el menor tenga al día las dosis de vacunas que previenen estas enfermedades.

ü Mantener buenos niveles de hidratación. Dado que en esta época de descanso los niños tienen más actividad física, mantenerlos correctamente hidratados, con agua o jugos naturales es un asunto que no se puede descuidar.

ü El contacto con el agua en las piscinas o el mar puede provocar infecciones como otitis y sinusitis, la recomendación es bañarlos bien después de haber estado en el agua para retirar el cloro y los químicos.

ü En carreteras y lugares públicos tenga en cuenta las señales de precaución. Los ríos, lagos pueden tener corrientes peligrosas. Los niños deben usar siempre flotadores, no nadar en lugares profundos y estar vigilados por un adulto.

ü Usar el cinturón de seguridad para todos los pasajeros y en el caso de los menores de 12 años, deben viajar en sillas adecuadas con su talla y edad.

ü Si van en carro, en el recorrido los padres deberán conservar los límites de velocidad y asegurarse del estado mecánico del carro, por ejemplo, las condiciones de las llantas, los frenos y demás elementos que garanticen seguridad. Si se siente mal · Consulte a un médico lo antes posible.

La mayoría de las enfermedades son más fáciles de curar cuando se diagnostican a tiempo. · En caso de que haya estado en clima cálido, busque la ayuda de un médico que esté familiarizado con las infecciones transmitidas por vectores y con las enfermedades tropicales. · Explíquele todos sus síntomas y dígale en qué lugares ha estado, aunque haya pasado tiempo desde entonces.

Read 47 times
Rate this item
(0 votes)